La salud Mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad. (OMS) ¿Cómo podemos contribuir nosotros para tener una adecuada salud mental? Cuando la sociedad muchas veces no proporciona y contribuye a lograrla. A continuación les daré nueve pasos que nos ayudara a que esta tarea sea más fácil.

 

  1. Hacer una actividad física como ir al gimnasio, caminar, montar bicicleta, patinar etc. Contribuirá a que seamos más activos, felices y enérgicos a la hora de emprender.
  2. Una alimentación sana es el principio de contribuir a reducir las enfermedades, y tener un equilibrio en el organismo.
  3. Establecer horarios en nuestra cotidianidad en las diferentes actividades que realizamos, nos ayudara a programar de una manera más asertiva nuestro tiempo.
  4. Darle un manejo adecuado a las situaciones de estrés que se presentan día a día es indispensable para tener una buena salud mental de manera que nuestro organismo no somatice las situaciones incomodas y esto no nos afecte en nuestra salud.
  5. Aprovechar el tiempo para lograr lo planeado y cumplir nuestros sueños, es un incentivo para nosotros mismos motivarnos cada día a ser mejores y enfocar nuestra fuerza y energía en pro de construir.
  6. Estar dispuestos al cambio siempre es una manera de aceptar las transformaciones que se dan en la vida de cada uno. así trascendemos como seres humanos, logramos cambiar paradigmas, y nos adaptamos fácilmente sin afectarnos emocionalmente.
  7. Aprender a manejar nuestros propios problemas es importante para no recargar estos a otras personas que no tienen que ver con nuestros asuntos. Siendo empáticos y responsables velamos también por la salud mental de las personas que tenemos alrededor.
  8. Ser agradecidos es un sentimiento de estima importante que nos llena de optimismo nos da fuerza y energía en todo lo que emprendamos, la gratitud es indispensable así lo positivo y lo negativo se enfrenta y se elabora de la mejor manera posible siendo realistas y comprensivos. También aprendemos a ser conscientes del pasado, el presente y el futuro.
  9. Alejarnos del conflicto y no propiciarlo es sanador para nosotros a nivel físico, emocional, e intelectual en casi todas las dimensiones que nos implica el ser   una buena comunicación, conciliar razonablemente y ser respetuosos  da bases sólidas para fomentar buenas relaciones interpersonales. Pero ante todo ser respetuosos con nosotros mismos.

 

Recuerda es por tu salud mental.

 

Dayana Salas Salas

Por: Dayana Salas Salas

Psicóloga, UPB

Especialista en salud mental del niño y del adolescente, CES